Fuente: Google

A lo largo del último año se han hecho cada vez más visibles los movimientos que tienen como objetivo defender la igualdad de género. Movimientos como #MeToo y Time’s Up han abierto espacios en los que muchas mujeres se han atrevido a denunciar las prácticas normalizadas en el espacio de trabajo que incentivan la inequidad de género.

Es cierto que la causa que defienden las mujeres que integran estas agrupaciones representan las necesidades de muchas mujeres, pero también es cierto que los problemas que cada persona enfrenta dependen del medio en el que se desenvuelven y seamos honestas, para más de la mitad de las mujeres del mundo pelear por ganar un salario igual al de sus colegas implicaría tener garantizados derechos como el libre albedrío, la educación y la integridad física. Hablando de nosotras, ustedes y ellas aquí presentamos algunos movimientos que defienden los derechos de las mujeres que por su raza, nacionalidad, religión o preferencia sexual suelen ser especialmente discriminadas.

  • Comunitario: Este movimiento se presenta como una alternativa al individualismo, se enfoca principalmente en generar redes de solidaridad entre mujeres que comparten espacios o intereses. Sea por el lugar en el viven, el deporte que practican o la religión que profesan la idea es que nos involucremos las unas con las otras en una relación en la que procuremos el cuidado del cuerpo, espacio, tiempo, acción y memoria de nuestras compañeras y, por tanto de nosotras mismas.

 

  • Afrodescendientes: Su nombre lo indica, estos movimientos se enfocan en garantizar los derechos de las mujeres negras.

En general, las mujeres que pertenecen a este grupo sufren maltrato no solo por ser mujeres, sino por aquellas personas (hombres y mujeres) racistas que siguen creyendo que la raza es un factor que da o te quita derechos.

Quizás los grupos más visibles de esta clase de feminismo son los que surgieron en los sesenta en EUA, pero en América Latina estos movimientos están muy presentes y son espacios desde los que las mujeres negras y mestizas luchan por ser reconocidas como sujetas de derecho en lo público y en lo privado.

Una característica de esta corriente es la producción cultural, las mujeres que lo integran suelen utilizar diversas formas de arte para visibilizar sus demandas, un gran ejemplo es “Me gritaron negra” de la poeta peruana Victoria Santa Cruz.

 

  • Eco feminismo: Las mujeres que pertenecen a esta corriente defienden la idea de que la opresión a las mujeres en parte tiene que ver con la explotación irracional de los recursos naturales. Para ellas, el deseo de ser cada vez más rico o cada vez más poderoso hace que las personas pierdan respeto por otras formas de vida y que sus acciones hagan más visibles las diferencias de poder entre explotados y explotadores.Por ser víctimas de esta forma de vida las mujeres eco feministas proponen nuevas formas de relacionarnos entre hombres, mujeres y con la naturaleza que permitan que todos tengamos una mejor vida.

 

  • Lesbofeminismo: La preferencia sexual suele ser un pretexto utilizado por muchas personas para lastimar o relegar a los demás. Esta rama del feminismo es la que se enfoca en defender los derechos y la integridad de aquellas mujeres a las que les atraen otras mujeres.

 

Además de estos movimientos que defienden los derechos de las mujeres existen los que tienen que ver con la religión, o con la tendencia política, aunque de inicio puedan parecer muy distintos entre sí, tienen en común construir nuevas formas de relacionarnos que respeten las diferencias entre sexos, razas, religiones, géneros e ideologías.