Japón seguirá con la caza de ballenas, Ballena, Japón caza de ballena
A pesar del reproche de gran parte de la población mundial hacia esta práctica, autoridades han informado que Japón seguirá con la caza de ballenas

Malas noticias para el mamífero más grande del mundo, pues este miércoles se ha anunciado que Japón seguirá con la caza de ballenas en la Antártica, además se anunció que reanudarán las pesca comercial al mismo tiempo que la Agencia de pesca planea modernizar su principal barco ballenero.

No es poca la controversia en torno a esta práctica, a pesar de los señalamientos hechos por diversas organizaciones de protección animal el gobierno japonés considera esta práctica como científica.

El primer ministro japonés, Shinzo Abe, confirmó la intención de su gobierno de actuar en favor de reanudar la pesca comercial de la ballena.

Fuente: Getty

«Tomaremos todas las oportunidades que puedan llevar a la reanudación de la caza comercial de la ballena, incluidas aquellas que pudieran presentarse en la reunión de septiembre en la Comisión ballenera internacional», declaró frente al Parlamento como respuesta a una pregunta sobre la política de su país en este ámbito.

Asimismo, se declaró a favor de continuar con el uso tradicional que en Japón se le da a la carne, la grasa y  las barbas de ballena «de una manera respetuosa tanto por el medio ambiente, con base en datos científicos, como por cualquier otro recurso marino».

Por su parte, la Agencia de pesca pidió la asignación de 100 millones de yens (914.000 dólares) del presupuesto nacional para llevar a cabo un estudio sobre el futuro sobre la pesca comercial.

Este estudio abordará, entre otras cosas, la suerte del Nisshin Maru, el barco principal de la la flota ballenera japonesa, indicó uno de los responsables de la agencia.

Fuente: Getty

Japón tiene un permiso para la caza comercial por la Comisión ballenera internacional, pero utiliza a su favor una falla en el texto  del acuerdo que puede ser interpretada como una autorización para la caza de cetáceos con fines científicos.

La Corte internacional de Justicia ordenó a Japón, en 2014, poner fin a sus campañas de caza regulares en las aguas de la Antártica, señalando que no se cumplen los criterios científicos requeridos.

Y aunque Japón seguirá con la caza de ballenas, la manera de ejecutar esta actividad es muy polémica y ha sido catalogada como brutal, pues se utilizan arpones explosivos,

Además, se sabe que los japoneses usan tecnología militar para que los barcos no sean detectados o interceptados por ningún radar, dándoles la total libertad para navegar los mares antárticos.

La lucha que las organizaciones protectoras de animales han emprendido para detener esta clase de pesca ha visibilizado una compleja madeja de intereses económicos y políticos. Una de las últimas tácticas para denunciar la caza de ballenas fue la difusión, a través de Internet de un vídeo en el que se retrata la forma brutal en la que los pescadores de un barco japonés mataron a una ballena. de estas instituciones para detener la caza de ballenas fue ganar un juicio para publicar en Internet un video donde se captó como un barco japonés mata de una manera brutal a uno de estos animales.

Este vídeoclip que fue filmado por trabajadores aduaneros australianos, fue censurado  por  el gobierno de Australia que buscaba impedir su difusión y así evitar problemas diplomáticos con Japón. Después de cinco años de varios juicios, la Corte Internacional de Justicia dio luz verde para publicar el material.

Ante el anuncio de que Japón seguirá con la caza de ballenas, diversas organizaciones intensificarán las  acciones en defensa de estos mamíferos a fin de evitar su extinción.