Fuente: Google

El 8 de marzo se conmemora el Día Internacional de la Mujer, esta fecha de reflexión tiene sus orígenes en los últimos años del S. XIX. Contrario a lo que suele pensarse, en esta fecha no se celebra lo femenino, ni lo bellas que somos las mujeres; sino que se invita a reflexionar acerca del papel que hemos tenido en la historia, es decir que la idea es reconocer la importancia de las mujeres que han luchado por garantizar la libertad y la igualdad entre todas las personas sin importar nuestro sexo, raza, preferencia sexual o posición económica.

A inicios del S. XX, el Día Internacional de la Mujer se conmemoraba entre febrero y marzo, era una ocasión en la que las mujeres europeas se manifestaban para exigir el fin de la guerra, el derecho al voto, acceso a cargos públicos, derecho al trabajo y a la educación. Si bien es cierto que en 1945 la Carta de las Naciones Unidas reconoce la igualdad entre hombres y mujeres, no fue hasta 1975 que la ONU celebró por primera vez el Día Internacional de la Mujer.

Fuente: Storyblocks

A la fecha, algunas mujeres tenemos acceso a los derechos por los que lucharon las precursoras del Día Internacional de la Mujer. Lamentablemente, aún no son derechos universales y a pesar de que muchas vivimos en países en los que legalmente se contempla la equidad entre hombres y mujeres, la realidad es que a muchas mujeres y niñas no se les permite seguir estudiando, existen muchas que mujeres deben de pedir permiso a sus parejas hasta para ir hasta a la tienda y hay miles de casos de mujeres que son golpeadas, violadas y hasta asesinadas por personas cercanas o desconocidas que no las respetan por el simple hecho de ser mujeres.

Para muchas personas puede parecer extraño que más de 100 años después de las primeras manifestaciones se sigan realizando jornadas de protesta y reflexión en las que participan mujeres que aparentemente, tienen derechos humanos garantizados.

La razón por las que se siguen realizando estas movilizaciones es que aunque para algunos no es tan evidente, en general las mujeres seguimos ganando menos dinero que nuestros colegas hombres, sigue habiendo personas a las que no les gusta tener jefas pues consideran que “somos muy emocionales” y en espacios como la oficina, la escuela y la calle se siguen refiriendo a nosotras usando palabras que califican nuestro físico sin importar si mostramos incomodidad ante esta clase de comportamientos.

Si en la oficina en la que tu trabajas hay igualdad de género tienes suerte, aquí algunos datos acerca de la situación laboral de las mujeres en México:

  • Las mujeres ganan en promedio 16% menos que los hombres en el mismo cargo (OCDE)
  • 41.9% de las mujeres asalariadas trabajan sin contrato escrito y sólo el 33.9% cuenta con prestaciones laborales (INEGI)
  • Cada año tienen lugar más de 25 mil casos de acoso laboral, se denuncia el 40% (SFP)

Entre las mujeres hay distintas formas de defender el derecho a ser reconocidas como merecedoras de los mismos derechos y oportunidades que los hombres. No califiquemos a las mujeres a las que no les gusta recibir regalos o felicitaciones el 8 de marzo, tampoco a las que se alegran por encontrar flores o tarjetas de felicitación; ninguna de las dos actitudes las hace más o menos merecedoras de respeto a su trabajo, ni a su persona.

Una buena manera de conmemorar este Día Internacional de la Mujer es tratar con el mismo respeto a nuestras compañeras y compañeros, evitar hacer chistes que hagan referencia al físico de tus compañeras y si hay personas, sean hombres o mujeres que no suelen participar en los rebotes creativos o en la toma de decisiones del área procura invitarles a participar, siempre es refrescante escuchar nuevas ideas.

Para un mejor ambiente laboral recomendamos repetir los 365 días del año.