Conéctate con nosotros

El Gafete

¿Puedes leer esta carta en lenguaje inclusivo en menos de 2 minutos?

Estamos en pleno siglo XXI: información a un click de distancia, multidiversidad y multiculturalidad son temas del día a día. Todos somos iguales y tenemos los mismos derechos, ¿no? Perdón, todes. El siglo XXI también ha traído la dilución de los géneros como los conocemos y para eso llegó el lenguaje inclusivo.

Gracias por tanto, millennials.

Según estas corrientes de pseudopensamiento contemporáneas predicadas en Instagram y Facebook, el lenguaje como hoy lo conocemos es una de las pruebas más fehacientes de que el machismo domina nuestras vidas.

El hecho de que las palabras pertenezcan a un género determinado es un acto atroz de discriminación.

¿Acaso nadie ha pensado que tal vez una palabra quiera formar parte del género femenino en lugar del masculino que se le otorgó sin preguntar, por ejemplo?

Pero, ¿cuál es el objeto del ‘es’?

Según los propios movimientos feministas, incluir el ‘es’ en el lenguaje daría cabida a todos los grupos sociales: hombres, mujeres, homosexuales, transgénero, asexuales, intersex, género neutro y demás.

Cosa que ya hace el lenguaje actual.

Según instituciones como la RAE, hay términos que, independientemente de la sílaba vocal con la que terminen, se refieren a la neutralidad y engloban ambos sexos.

Pero parece que esto no es suficiente para aquellos que piensan que el lenguaje es 100% machista porque esas palabras terminan en ‘o’ y son masculinas y/o no inclusivas.

(Pequeño recodardatorio: la letra ‘o’ es femenina, no masculina)

¿Se acuerdan del ”ciudadanos y ciudadanas’ de Vicente Fox, por ejemplo?

A la gramática le sangraron los oídos cuando escuchó eso.

¿Y qué podría ser más doloroso que escuchar a alguien hablando en ‘lenguaje inclusivo’? Intentar leerlo.

Por lo tanto, la carta que escribimos a continuación usará únicamente los términos inclusivos que los movimientos feministas contemporáneos aclaman a gritos para una sociedad más justa y sin discriminación.

Esta carta la escribimos a Claudia Sheinbaum, Jefa de Gobierno Electa, para simular un escenario real usando este ‘lenguaje inclusivo’.

Reglas: si te duele la cabeza al leer, pierdes.

 

¿Te tardaste más de 2 minutos leyendo? Lo sentimos, perdiste.

Popular